Si estás pensando en organizar una fiesta o evento, sin duda deberías contemplar alquilar un toro mecánico.

Quienes se plantea  contratar atracciones para fiestas ya saben que es el toro mecánico, un simulador que actúa como un toro de rodeo rodeado por una colchoneta inflable que amortigua las caídas de los jinetes. Esta es una de las atracciones más demandadas en las fiestas tanto de mayores y pequeños, consiguiendo una gran interacción en los participantes, es bastante segura y no requiere demasiados preparativos por parte de los contratantes porque su instalación, mantenimiento durante el uso y recogida corre de parte de la empresa.

Alquiler de toros mecánicos para eventos

Años atrás el toro mecánico únicamente era alquilado para ferias y celebraciones de carácter público, siendo una atracción muy popular entre los asistentes.

En la actualidad el toro mecánico se puede alquilar para una amplia variedad de eventos festivos para particulares que incluyen entre otros muchos despedida de soltero, bodas, bautizos, cumpleaños y fiestas temáticas en las que el éxito estará asegurado.

El toro mecánico es una de las atracciones más divertidas que se pueden contratar en una fiesta que pretende asegurarse la diversión de los invitados, pues tanto niños como adultos no querrán que la celebración termine.

Cómo funciona el toro mecánico y en qué consiste

Muchas personas que ya saben que es el toro mecánico no saben exactamente cómo funciona y en qué consiste esta plataforma para garantizar la seguridad de los invitados.

El toro mecánico es un atracción bastante segura, consiste en un simulador con forma de toro que está impulsado con un motor el cual imita los movimientos de un toro de rodeo y está confeccionado de materiales deslizables para facilitar la caída de los jinetes, pues este es el principal atractivo de la estructura, que los participantes se caigan y quieran subirse una y otra vez.

Además del simulador, el toro mecánico incluye una colchoneta a medida que se extiende por todo su perímetro y cuya única función es la de amortiguar la caída de los jinetes. Esta colchoneta inflable es instalada por el equipo técnico del servicio para garantizar el 100% de cobertura y la máxima seguridad durante su funcionamiento.

Cómo se controla el toro mecánico

Los movimientos del toro mecánico son accionados mediante un monitor de control que es supervisado minuciosamente por el equipo técnico y que incluye sensores de movimiento que detectan la posición del jinete cuando ya está listo para empezar.

Una vez que el jinete se encuentra en posición, se acciona el movimiento en función de las características individuales de cada jinete. Esto significa que la velocidad y los movimientos del recorrido se ajustan en concordancia con la complexión física del jinete y su edad.

La velocidad del toro mecánico es controlado y supervisado por el equipo técnico pudiendo ampliar o disminuir en consecuencia de las necesidades de servicio.

Los sensores de movimiento incorporados a la plataforma, detectan automáticamente cuando el jinete se ha caído en la colchoneta parando el motor en el mismo momento para evitar rozaduras, golpes o accidentes.

Quién puede usar el toro mecánico

Existen toros mecánicos en diferentes tamaños que se recomiendan en un principio para determinado grupo de edad, no obstante, el toro mecánico estándar puede ser utilizado tanto por niños como por adultos de todas las edades.

La recomendación inicial para el uso del toro mecánico en niños es a partir de los 6 años independientemente de su complexión.

Para los adultos no hay un límite de edad establecido a la hora de usar un toro mecánico pero sí una recomendación de seguridad siempre y cuando la persona no exceda de los 100 kilos.

Salvaguardando estas sencillas recomendaciones de seguridad del toro mecánico es una atracción totalmente segura que puede utilizar cualquier persona.

Qué incluye  el precio de alquiler del toro mecánico

El precio de alquiler del toro mecánico se establece en base al periodo solicitado de utilización. Este período se mide por horas, el paquete estándar suele incluir de 1 a 3 horas de uso. Los servicios incluidos en el alquiler del toro mecánico además de la cesión temporal de la plataforma, se incluye su instalación, supervisión y montaje.

El equipo de expertos estará durante el tiempo que dure el alquiler a cargo de la plataforma y supervisará  uno por uno a todos los asistentes. El cliente únicamente tendrá que preocuparse por disponer del espacio disponible en función del tamaño elegido y limitarse únicamente a disfrutar de la Atracción.

El tiempo solicitado podrá ampliarse en función de las necesidades de servicio por módulos de una hora a petición del cliente pudiendo ampliarse sobre la marcha.

A la hora de determinar el tiempo necesario para alquilar la atracción debe incluirse el tiempo de instalación y desinstalación del equipo técnico adjunto.