¿Cómo funciona un toro mecánico?

publicado en: Funcionamiento, Motor | 0

Si alguna vez te has preguntado cómo funciona un toro mecánico, se trata de una máquina de simulación que incorpora una serie de movimientos con sensores específicos actuando como un toro de verdad los que se exhiben en los populares rodeos americanos.

Este simulador constituye una atracción muy popular para todo tipo de fiestas de adultos e infantiles, pues se trata de una atracción que requiere un gran despliegue de energía por parte de los participantes para incrementar el entretenimiento y la diversión.

El funcionamiento de la maquinaria que impulsa los movimientos del toro mecánico se realiza a través de la incorporación de sensores de movimiento que detectan cuando el jinete se ha subido y colocado correctamente y  también detectan cuándo se ha caído para detener el mecanismo de acción.

La velocidad de los movimientos del toro mecánico así como su nivel de dificultad, son controlados manualmente por los operarios en función de la edad de cada participante y su complexión física de manera que tanto niños como mayores puedan disfrutar seguramente de la atracción.

La velocidad se va ajustando gradualmente conforme el participante se vaya adaptando a su funcionamiento. La atracción incluye o un botón de liberación para asegurar la caída de los jinetes más resistentes, lo que le aporta un plus de diversión.

La comprobación tanto de la maquinaria como de los dispositivos de apoyo que componen la plataforma del toro mecánico, son supervisados por un equipo de profesionales que garantizan que todos los componentes se encuentran en óptimo estado de funcionamiento, así como el cumplimiento de los estándares establecidos en materia de seguridad impuestos por los organismos reguladores.

Esta comprobación exhaustiva se lleva a cabo mediante monitores que permiten la supervisión en tiempo real provistos por la empresa, en la que se controla en todo momento tanto el funcionamiento de la maquinaria como a sus participantes.

La plataforma de montaje del toro mecánico está compuesta por una colchoneta inflable que recubre el perímetro de la atracción y que se extiende en mayor o menor proporción dependiendo del diámetro elegido.

La función de la colchoneta extensible es básicamente la de amortiguar golpes y caídas una vez que el jinete se haya caído, garantizando en todo momento su seguridad.

El diseño del toro mecánico está confeccionado con materiales deslizables que facilitan la caída del jinete. Además lleva una anilla incorporada en el lomo superior para posibilitar la sugestión durante la puesta en marcha.

Tanto su diseño como su mecanismo de acción están pensados para garantizar la comodidad y facilidad de uso, al mismo tiempo que también se impulsa el dinamismo en la interacción de los participantes mediante caídas recurrentes con el objeto de que todos los asistentes quieran subirse una y otra vez, que es precisamente lo que convierte a esta atracción tan popular en todo tipo de eventos.

Esta popular atracción está pensada tanto para niños como para adultos de todas las edades y complexiones, siempre y cuando no excedan de los 100 kilogramos qué es el máximo permitido que se recomienda para garantizar el 100% en la seguridad de uso.

El componente principal para entender cómo funciona el toro mecánico es el motor, el cual impulsa los movimientos de la maquinaria y es alimentado por una toma de corriente cuyo voltaje dependerá del modelo, tamaño y diámetro del mismo.

Ahora que ya sabes en qué consiste el funcionamiento de un toro mecánico, habrás podido comprobar que se trata de una atracción muy dinámica y segura que no puede faltar en ningún tipo de fiestas en las que se pretenda fomentar el nivel de interacción de los asistentes.

Dejar una opinión